DFerentPics, como muchas otras empresas, tiene sus orígenes en un hobby personal. Una de esas cosas que la gente hace por afición y por divertirse un rato. Este hobby, en un momento determinado, empezó a ocupar una cantidad desproporcionada de tiempo en nuestra cabeza. Cuando no estábamos cámara en mano, nos sorprendíamos a nosotros mismos elucubrando sobre cuál podría ser el siguiente disparo. Qué objetivo montar y qué sistema de luces emplear.

Lo que un día empezó con una humilde Canon Powershot A30 para capturar los momentos entre amigos acabó convirtiéndose en algo mágico. Conseguir directamente en la cámara lo que habíamos visualizado en la mente era el único objetivo. No había opción de conseguirlo después con trucos, ediciones exageradas ni retoques. El trabajo necesario para lograrlo sólo con la cámara nos apasionaba. Conseguirlo, y ver el resultado final tal como lo habíamos imaginado, nos proporcionaba una satisfacción desmesurada. La palabra hobby desaparecía entonces de nuestro vocabulario para ser literalmente arrasada por otra palabra. PASIÓN. Una pasión que, por poner un ejemplo, ha llegado a llevarnos hasta los Lagos de Covadonga, (en Asturias) a las 3 de la madrugada de un sábado. Y como esta muchas otras historias o, para algun@s, locuras.

Con mucho esfuerzo y unos años dedicados mayoritariamente a fotografiar empleando un ciclo de cuatro pasos (Intentar, fracasar, investigar y volver a intentar), no tardó en llegar el primer cambio, donde "volver a intentar" pasaba a ser "solucionar" y donde el segundo paso empezaba muchas veces a desaparecer para dejar paso a "objetivo cumplido" (Básicamente, empezábamos a saber qué había que hacer para lograr la imagen deseada).

Durante ese proceso nos dimos cuenta de algo muy importante para esta profesión, y es que no importa qué cámara tengas, ella no es quien hace las fotografías. Sólo graba lo que ve tal como tú quieres que lo haga. De hecho, podéis probar a dejar vuestra cámara una hora montada sobre un trípode sin tocarla. O encima de una mesa, o en un banco del parque... Quizá entendáis mejor lo que queremos decir cuando al volver, os deis cuenta de que no hay ni una sola fotografía en vuestra tarjeta de memoria.

En resumen... "La cámara no hace al fotógrafo".

Tan convencidos estamos de ello que estamos empeñados en demostrar que para sacar una buena fotografía, no es necesario tener el equipo más caro del mercado, ni el más completo. Si bien es verdad que ciertos dispositivos tienen sus limitaciones técnicas, basta con conocerlos lo suficiente para poder aprovechar todas las prestaciones que nos ofrecen.

Por eso somos de esos fotógrafos que no dudan en emplear los métodos tradicionales en lugar las modernas técnicas digitales que un simple click pone a nuestro alcance. No nos importa lo que cuesta conseguir una imagen; Lo que nos importa es que esa imagen, sea una fotografía. Y para ello pondremos todo el empeño que sea necesario hasta lograr nuestro fin, que es tu sonrisa.

Hasta este punto, quizá tenemos mucho en común con muchísimos otros fotógrafos. Lo que nos hace DFerentes es que hay una herramienta que no utilizamos. Se llama "Retoque Fotográfico" y nunca hemos llegado a hacer amistad con ella. Nuestra forma de ver la fotografía es siempre lo más real posible, y eso es lo que queremos transmitir. Sin trampa ni cartón. En nuestras fotografías jamás verás nada que no estuviera delante de nuestras lentes en el momento del "click". Tanto es así, que además, no reencuadramos en post-producción. Las composiciones que ves se logran directamente a la hora de encuadrar, y en ninguna de nuestras fotos existe un recorte posterior a la captura.

Podríamos contarte muchas cosas más, pero DFerentPics es básicamente esto. Un pequeño equipo de personas sencillas, humildes y transparentes, que quieren disfrutar de su trabajo y de tu compañía creando contigo (y para ti) momentos únicos y recuerdos inolvidables.

Sonríe! ;)